Grupo de trabajadores egipcios atareados en su labores.

El Project Management en la construcción y la cultura latina.

El Project Management a la española.

Hace tiempo descubrí la gran diferencia entre la forma de entender el Project Management en la construcción y la cultura latina de nuestro país y su aplicación en el mundo anglosajón y, sinceramente, creo que no se parecen en nada.

En este post, voy a intentar recoger la forma de ver el Project Management en nuestro día a día. Mi fuente de información han sido y son conversaciones mantenidas entre muchos cafés con unos y otros compañeros de trabajo, durante situaciones laborales vividas preparando informes para la propiedad, estrategias de reunión, análisis de situación financiera, planificación de obra, etc.

Fruto de esas conversaciones he empezado a asimilar que la gestión de un proyecto de construcción es similar a un campo de batalla, donde los intereses personales priman sobre el éxito del proyecto.

La esencia del Project Management, el equipo.

Antes del día del desembarco de Normandía, el comandante supremo de las fuerzas aliadas; Dwight D. Eisenhower dijo:

Toda planificación es indispensable previamente a la batalla, pero una vez se ha entrado en ella, no sirve para nada.

Y todos sabemos como les fue a muchos soldados aquel día; unos llegaron tarde y al sitio equivocado, otros no disponían del equipo necesario, etc. Obviamente hablamos de situaciones muy diferentes pero en esencia son muy parecidas.

Sin el sentimiento de unidad, sin la identificación de un objetivo común, sin una asignación de tareas y responsabilidades adecuadas a la preparación y experiencia de cada miembro del equipo y sobretodo, sin una motivación común, ningún equipo de Project Management podrá culminar con éxito su proyecto.

Somos así.

Pero en nuestra cultura; tan latina de hacer las cosas; somos rebeldes, ambiciosos, orgullosos y con el lema «la improvisación al poder», es bastante complicado evitar que la gestión de un proyecto de construcción se convierta en un valle de lágrimas.

Al carácter latino le cuesta muchísimo hacer curas de humildad, lo cual no es ni más ni menos que un ejercicio de introspección interna y autoconocimiento, con el principal objetivo de conocer realmente nuestras habilidades, capacidades, miedos, prejuicios y creencias, entre otras cosas.

Los miedos, prejuicios y creencias entre los miembros de un equipo fomentan el deporte nacional, practicado por todos; hombres, mujeres, niños,… todos, y no es el fútbol…., es un pecado capital la ENVIDIA.

Y para acabar de arreglarlo, tenemos el CORPORATIVISMO entre profesionales que tanto caracteriza nuestra sociedad. Hoy en día encontramos ese corporativismo entre gremios, albañiles e instaladores, encofradores y ferrallistas, arquitectos e ingenieros, incluso he visto agruparse los distintos tajos por religiones.

Además, los altos directivos y ejecutivos de turno intentarán reinventar un nuevo protocolo de gestión que nadie va a usar o una planificación con la que nadie se va a comprometer. Pues no saben crear ni liderar equipos.

¿Por qué trabajamos así?

Todo este clima genera un cóctel explosivo, el cual bien colocado en la organización del proyecto, puede ocasionar graves daños. Afectando a la inversión económica, la calidad de la ejecución, los plazos de entrega e incluso la seguridad de los trabajadores.

Quizás el Project Management en la construcción y la cultura latina, sean el resultado de nuestra historia; llena de picaresca, ambición desmedida y la obtención de beneficios rápidamente, sobretodo con la especulación.

Muchos hemos sentido ese ambiente tenso, echando de menos un poco de cordialidad y sentirnos escuchados.

Hablamos de formar equipos; con responsabilidades claras y concretas. En ambientes favorables donde las personas se sientan realizadas. Los egos dominan todo y garantizan el enfrentamiento.

El Coaching.

Es aquí donde el Coaching, http://acaciateamcym.com/coaching-profesional-y-personal/, puede adquirir un papel importante, para fijar objetivos e identificar habilidades y capacidades, minimizando todo prejuicio y creencia.

Un buen Project Manager en cualquier proyecto, ya no sólo constructivo, ha de ser un gran lider, donde sus instrucciones, planteamientos y organización han de estar apoyadas y defendidas por todo su equipo.

Es la única forma donde el lider va a poder identificar claramente donde se están los fallos del sistema, por lo que en el Project Management en la construcción y la cultura latina, podemos encontrar los siguientes casos de fallo del sistema.

Algunos fallos sistémicos; el Ego.

Falta de comunicación entre los miembros del equipo. ¿Cuántas veces hemos oído de algún miembro del equipo o líder aquello de «Olvidé avisarte que había una reunión»? y encima de un tema que llevabas tú o bien no transmitirte el resultado de dicha reunión; contactos, acuerdos, conclusiones, etc.

Ocultación de información de unos a otros. Este es un deporte muy practicado en estos ambientes; algún iluminado dijo que la información es poder; y ahí tenemos a las lumbreras de turno creyendo que dicha información les va a dar alguna recompensa, salvo saciar su ego; yo la tengo y tú no. Hay que ver con qué poco se conforman algunos.

Desautorización entre responsables y subordinados. Suele ocurrir en esas reuniones donde el lider promete y jura solemnemente que tal cosa no ocurrirá. Y al poco tiempo se encontrará desautorizando a un compañero ante la propiedad o un contratista.

La poca previsión del líder del equipo. Generando situaciones críticas; informes que se han de entregar a final de mes y que roban al equipo tres o cuatro horas. Entrando en modo «Alerta Roja¡¡¡¡¡», durante una terrible tarde de trabajo.

La reacción del equipo.

Un claro ejemplo de esta situación es habitual escuchar entre los miembros del equipo de management, la famosa frase «…siempre estamos apagando fuegos…». Sabemos que los principales «pirómanos» suelen ser los responsables de supervisar el proyecto.

La indefinición o desconocimiento del equipo del verdadero alcance de los trabajos contratados. Y digo yo ¿si eres consciente que no dispones de la información necesaria sobre tus tareas y responsabilidades?, ¿porque no eres consciente de necesitarla?.

Ambigüedad en la descripción y asignación de tareas; las famosas Job Description que nunca se hacen o establecer unos criterios comunes de trabajo y priorizar aquellas tareas que condicionen el avance del proyecto.

Dilución de responsabilidades entre los miembros del equipo ante el conflicto; en el momento que se han de buscar responsables allí no aparece nadie para al menos dar la cara y una explicación. El hecho de un equipo no cohesionado y comprometido conlleva irremediablemente el fracaso del proyecto. O al menos al sacrificio de alguno de sus miembros, a modo de castigo ejemplar para el resto.

Equipos de RRHH puramente técnicos; dedicados a preparar nóminas y contratar personal, sin la suficiente sensibilidad de las necesidades del proyecto y seguimiento del equipo.

Conclusión

En el mundo de la construcción no hay limites; el contratista quiere optimizar el rendimiento económico de su contrato y la propiedad la máxima rentabilidad de su inversión.

Este tema del Project Management en la construcción y la cultura latina, da mucho para comentar y habrá más ocasiones. Os paso este link; https://blogs.imf-formacion.com/blog/mba/project-manager-sector-construccion/. Os puede resultar útil para tener una primera impresión de la labor del project manager.

El Project Management en la construcción en la cultura latina,.
Grupo de trabajadores egipcios atareados en su labores.

Acerca de admin7303

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.